• La injusticia es más dañina que el crimen mismo.

    Fabián de Jesús Pulgarín Caro, fue privado de su libertad por orden de la Fiscalía 68 Seccional de Medellín, el 6 de Julio del 2002, por ser presuntamente autor del delito de rebelión basado en un informe de inteligencia y testimonios que lo señalaban de ser un guerrillero de las Farc, apodado “Víctor” o “la Momia”.

    La privación injusta de Pulgarín Caro se prolongó hasta el 12 de agosto del 2003, cuando fue absuelto y dejado en libertad por el Juzgado 23 Penal del Circuito Judicial de Medellín, aduciendo para ello que … “A ninguno de los incriminados se les encontró en posesión de elementos de intendencia o de cualquiera otros que hiciere inferir de manera pacífica y sin dubitación alguna, la calidad de subversivos.”

    “No es cierto… que, a Fabián de Jesús Pulgarín Caro, se le haya mencionado con los remoquetes de “Víctor” o” la Momia”, como erróneamente lo afirma la señora fiscal.”

    Una vez recuperada su libertad, Pulgarín apodero para demandar a la Fiscalía General de la Nación a Javier Villegas y su Firma, y transcurridos casi 14 años, El Consejo de Estado en sentencia proferida este mes de mayo, condeno a La Fiscalía a indemnizarlo a él y sus familiares por la privación injusta de la libertad de que fue víctima.

    Son innumerables los casos de los falsos positivos judiciales, de que han sido víctimas los ciudadanos colombianos, logrando en algunos  demostrar su inocencia y por ende condenas de responsabilidad como esta, pero infortunadamente son muchos los inocentes que han purgado penas de privación injusta de la libertad, que destruyen su vida y la de su familia, sin oportunidad alguna de ser medianamente reivindicados

    Un sistema judicial, ineficiente, parcializado, lento y permeado por múltiples motivaciones distintas a la búsqueda de la verdad y la justicia, es una afrenta insoportable para una sociedad decente y democrática.

     

     

8 Comments

  1. HERNAN JOSE dice: 1 Junio, 2017 at 8:49 pmResponder

    Hola Buenas tardes, les agradezco saber los datos de la sentencia para buscar su texto completo, me interesa saber la base legal y probatoria en que se baso el consejo de estado para su fallo, necesito recopilar varias jurisprudencias resientes sobre el mismo tema de detención ilegal, gracias

  2. Fernando Avila dice: 2 Junio, 2017 at 2:53 amResponder

    Yo me quejo de nuestra mal llamada justicia ya que he tenido tres veredictos acomodados en contramia

  3. wilson Antonio Florez Paez dice: 3 Junio, 2017 at 1:02 amResponder

    En el municipio de Zaragoza, Antioquia, adquiri hace 12 años una inhabilidad por responsabilidad fiscal por falta de seguridad del Estado ante grupos al margen de la ley, hoy tengo codigo de victima por el hecho de amenaza, y ante todos estos perjuicios que me impiden laborar como arquitecto contratista y ocupar puestos publicos., ¿ podria prosperar una demanda contra el Estado?

  4. Nelly Cartagena T. dice: 3 Junio, 2017 at 12:25 pmResponder

    Una condena injusta es lo mas denigrante que puede sufrir una persona, que espera que la justicia como tal, sea una institucion seria, justa equitativa y veraz. Los daños causados al condenado por errorr, aun cuando sea indemnizado, jamas lograran un completo resarcimiento de los perjuicios ante, todo morales que ello conlleva, amen de la desconfianza y pica crefibilidad que deja en el ambiente un juicio errado y una justicia con poca credibilidad.

  5. jeiler dice: 3 Junio, 2017 at 9:27 pmResponder

    como me pasa ami en estos momentos me encuentro detenido en la carcel judicial de valledupae me estan acusando de hurto secuestro concierto y porte y para el tiempo q me acusan yo me encontaba detenido y segun la fiscalia en ese tiempo el inpec me sacaba de aqui de la carcel y me llevavan asantamarta ahurtar segun la fiscalia el sistema penal en colombia es muy injusto

  6. Jorge Argiro Tobon Olarte dice: 5 Junio, 2017 at 4:07 pmResponder

    Lo mas grave del asunto es que después de destrozar moral, económica y jurídicamente a un inocente, este demanda al estado y esa demanda se demora 15 o 20 años y cuando esta se da en su favor por la corte, resulta ser una miserable indemnización, ya que no se conduele con el sufrimiento al que moral y económico al que fue sometido el inocente acusado, pero aparte de eso hay que esperar otros 4 o 5 años para que el estado realice el pago de esa miserable indemnización, situación que es aprovechada por un selecto grupo de amigos del estado que ha sabiendas de esa demora y de la urgencia económica de los demandantes, compran las demandas ya decretadas y se quedan con un jugoso porcentaje de ellas y sus intereses.

  7. Carmen chavez dice: 17 Junio, 2017 at 6:20 pmResponder

    Es terrible como existen profesionales desonestos que se dejan manejar y manipular fácilmente a cambio de nada,pero si dañandole la vida a personas inocentes

  8. Nelly Cartagena T. dice: 20 Junio, 2017 at 4:59 pmResponder

    Las condenas se dictan y la indemnizacion se fija, pero los perjuicios y daños que se
    causan con una privacion injusta de la libertad, no son reparados jamas integralmente.

Agregar un comentario.